Después de la eterna noche salio el Sol

Y la imagen de tu rostro aparece

En frente de mis ojos por primera vez

 

Una emoción ponderosa traversa

Por todo mi ser

Me subió a las nubes y a la misma vez

Me hiciste llorar de alegría

 

Después de verte tantas veces en mis sueños

Finalmente te vi en foto

La cual estudie por horas y días

Estabas como una flor esperando retoñar

Allí en la seguridad de el vientre de tu madre bella.

 

Tu nariz, de quien es?

Tu boca, la abriste como queriendo decirme algo

Y tus dulces labios, tan preciosos!

 

Aunque no te conozco,

Te conozco por una eternidad

Por que la sangre mía y de tus antepasados

Corre por nuestras venas.